¿Es la Iglesia Evangélica Luterana en Estados Unidos una comunidad inclusiva?

Por Yenny Delgado

Cuando la Iglesia cristiana en los Estados Unidos afirma apoyar a la comunidad migrante, ¿qué significa? ¿Cómo demuestra que es una iglesia inclusiva ? ¿Qué sucede cuando los miembros de la iglesia son tratados en un formato patriarcal, no se les da información completa y son tratados como miembros de segunda clase en la mesa comunal? Estas son las preguntas que nos quedan después del impactante despido del reverendo Nelson Rabell de su llamado en “Misión Latina Luterana” en California.      

El domingo 12 de diciembre, la Iglesia Luterana mostró el rostro de la supremacía blanca cuando la Obispo Megan Rohrer y el Consejo del Sínodo de la ELCA Sierra Pacifico decidieron remover al Pastor de la congregación sin consultar a la congregación ni dialogar. Ese domingo, la congregación Misión Latina Luterana en Stockton, CA, tenía la intención de celebrar a la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, a diferencia de los domingos anteriores, su amado Pastor no estuvo presente y no predicó. En cambio, la reverenda Hazel Davison predicó un mensaje sin proporcionar información o contexto a la congregación por qué su pastor no estaba presente. 

Esa mañana temprano, la obispo Megan Rohrer despidió al reverendo Rabell y le pidió que no participara en el servicio. Más de 100 mujeres, hombres y niñas quedaron sorprendidos por la falta de sinceridad y respeto. Después de que el Rev. Davidson terminó de predicar, la congregación comenzó a preguntar dónde estaba el Rev. Nelson y por qué no estaba allí.

El Rev. Rabell trabajó de manera comprometida con los miembros de la comunidad para construir una misión latina luterana en Stockton, CA. Su ministerio y testimonio se han centrado en la dignidad de la persona independientemente de su sexo, etnia, estado migratorio u orientación sexual. De hecho, trabajó en defensa de los inmigrantes,  demandó la equidad de trato a través de su participación en el movimiento “las vidas negras importan”, movilizó a la comunidad en medio de la pandemia de COVID-19 para que participen de la vacunación y reciban atención medica.

La congregación no recibió respuesta al solicitar información sobre lo que estaba ocurriendo, la obispo Megan Rohrer y el reverendo Hazel Davidson, por lo que los miembros de la congregación decidieron dejar el templo y caminar hasta la casa del migrante, a dos millas de distancia. Su indignación al marcharse hizo eco de las palabras proféticas de Jesús en Mateo 22:27: “¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Sois como sepulcros blanqueados, que por fuera se ven hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de todo inmundo”. 

La comunidad se abrieron paso cantando y cargando a la Virgen, la cruz y las flores que habían colocado ese domingo por la mañana en el Altar, decidieron hacer el Altar en “el Camino”. La comunidad de Cristo sabe que las cuatro paredes de un edificio ni las sillas no forman la iglesia; en cambio, la comunidad de fe inclusiva y solidaria se unen para resistir y aunque sin templo, saben qué son iglesia en comunidad.     

Hasta el momento la única comunicación oficial de la ELCA solo menciona que “el domingo fue un día muy difícil en nuestro sínodo. Muchos de ustedes han escuchado que el Sínodo tuvo que informar a Mision Latina Luterana que ya no tenían un desarrollador de misiones “. ¿Qué quieren decir? ¿se puede descartar a un “desarrollador”? Las acciones y actividades reflejan un sistema colonial y patriarcal para eliminar un liderazgo que trabaja en favor de la población migrante. Y como dice el reclamo de los miembros, ¿tenía que ser el día de celebración de la virgen de Guadalupe?      

Es lamentable que una organización no brinde transparencia y honestidad a sus miembros y despida a puerta cerrada a una persona tan importante en la comunidad. En un video realizado el servicio del domingo 12 de diciembre muestra el reclamo de las y los miembros. Para acceder al video está disponible en línea aquí.Escuche en el minuto 33 como la comunidad pide información de lo que esta sucediendo.

La experiencia de las y los miembros este pasado domingo muestra no solo un maltrato al Rev. Rabell sino a toda la congregación. Este sucede debe ser un llamado de atención para la iglesia cristiana en términos de superar su historia de discriminación y supremacía blanca para decidir y liderar la iglesia. Desafortunadamente, incluso en 2021, la idea de que todos somos una familia en Cristo Jesús no se sostiene según las noticias recientes.

¿Qué está sucediendo en el Concilio del Sínodo de Sierra Pacifico de la ELCA, y por qué la comunidad de la misión luterana son tratados como miembros de segunda clase en el Cuerpo de Cristo?

_____________________

Yenny Delgado

Psicóloga y teóloga. Escribe sobre las intersecciones entre memoria ancestral, etnicidad, política y fe pública.

Published by

Yenny Delgado

Yenny Delgado (she/her/ Ella) Psychologist and theologian. She writes about the intersections between ancestral memory, politics, and public faith. Twitter @Publicayenny